Se dice que las construcciones realizadas con Bambú nunca colapsan, y es que aunque una estructura esté mal dimensionada, la enorme flexibilidad que presentan las piezas hace que mucho antes de que alguna pueda romperse ya se alcance una curvatura a todas luces excesiva.

Para evitar que las cañas que conforman una cubierta pesada se flexionen más de lo debido premontamos este tipo de cerchas pez con cañas de Guadua – BGØ10 y BGØ12 (de hasta 8 m. de longitud) flexionándolas previamente en sentido contrario al que trabajarán, creando así una contraflecha que nos permita cubiertas de grandes luces sin deformaciones, aún cuando la carga a soportar sea muy alta como puede ser el caso para techos verdes o acabados en teja cerámica.